Guía:

Cultura empresarial saludable 

 

 

Introducción

Al hablar de cultura de empresa, nos estamos refiriendo al conjunto de valores y formas de actuar que comparten los miembros de una empresa y con lo que los clientes o proveedores la identifican.  

Vivimos en una época donde se espera que todo sea transparente y confiable. No servirá de nada crear una imagen de entorno feliz cuando en realidad no es así.  Es por eso que saber como crear y mantener una entre tus colaboradores es vital para tu empresa.

 

Descarga tu Guía

Compartir

¿CÓMO CONSTRUIR UNA CULTURA EMPRESARIAL SALUDABLE?

 

Es necesario establecer un código de buenas prácticas, así como tener un equipo de liderazgo equilibrado son indispensables para mantener a una organización saludable.

 

cultura-empresarial-int

El gran propósito de una empresa debería ser la creación de una organización que capacite, desarrolle a su equipo y ayude a cada individuo del equipo a alcanzar su potencial profesional.

 

Es indispensable que la cultura de empresa se centre en la comunicación, la colaboración, la capacitación y la formación de equipos, con el objetivo de garantizar que todos los colaboradores se sientan bienvenidos y apreciados. Como resultado, la empresa tendrá una visión a futuro clara con todos sus colaboradores.

 

Dentro de los primeros pasos para alcanzar una cultura empresarial saludable, el pilar básico pasa por la empatía y entendimiento hacia los demás, comprendiendo que cada miembro del equipo es diferente y valorando las diferencias para permitir que la innovación prospere. Las diferentes perspectivas de cada uno crean creatividad. Además de esto, la buena comunicación entre todos los miembros de un equipo aumenta la productividad. 

 

Dar la oportunidad de trabajar de forma remota los días que por cualquier circunstancia no se puede llegar a la oficina y adaptar el horario de trabajo a la disponibilidad de cada uno, siempre que las funciones de trabajo lo permitan, o dar la oportunidad de poder trabajar a media jornada o desde casa después de tener un hijo, son decisiones cruciales cuando se quiere mantener a un equipo a largo plazo. Esto fortalece las confianzas y pone al colaborador en un ambiente de empatía profesional con sus jefes, dará un tipo de cultura en la empresa, más solidaria y orientada al equipo. 

 

Conseguir que las personas trabajen y comprendan diferentes partes de la empresa es bueno para su desarrollo y es bueno para la participación. Este tipo de autonomía brinda a las personas las experiencias que generan empatía para otras partes de la organización y ayuda a que toda la compañía funcione mejor. Fomentar la responsabilidad del equipo es excelente para la innovación y el crecimiento de una empresa. 

 

Otro pilar fundamental es la organización de actividades más allá del trabajo, ayuda a compartir vivencias y por lo tanto a conocerse mejor, lo que une a un equipo.   

 

La actividad en grupo conlleva a unir a los colaboradores en ambientes relajados, propiciando que se arreglen los pequeños desentendimientos que puedan surgir en el espacio de trabajo.  

 

Finalmente, otro pilar es la comunicación entre el equipo. Implantar un sistema de agradecimientos al final de cada semana o de proyectos concretos donde cualquier persona del grupo pueda brindar apoyo a otra, fomentará un ambiente de aprecio y trabajo en equipo. Mostrar gratitud entre compañeros ayuda a construir un equipo fuerte y con sentido de comunidad.  

 

Es una verdad universal que el éxito de un negocio depende de sus colaboradores. El establecimiento de una cultura positiva en la que todos se sientan apreciados y disfruten trabajando, marcará una gran diferencia al aumentar la satisfacción y la felicidad de todos.

 

Invertir fuertemente en el equipo te convertirá en una mejor empresa, porque hace que las personas sean mejores en su trabajo y tengan interés porque la empresa crezca y triunfe.

II. ¿CÓMO MOTIVAR A TUS COLABORADORES PARA LOGRAR LOS MEJORES RESULTADOS?

 

En la actualidad existe un problema en todas las empresas: la alta rotación de personal. A la que, en muchos casos, no se le presta la debida atención. Este problema trae consigo efectos negativos en las organizaciones que no solo afecta en el ambiente laboral, sino que también representa un impacto en la parte económica dado el costo considerable que implica. Es por esta razón que es necesario generar buenas prácticas para motivar a los colaboradores con el fin de evitar este tipo de situaciones y así mejorar considerablemente los resultados.

 

content

 

Se ha hablado en los últimos años de la prioridad que las organizaciones deben tener en contar con colaboradores competitivos y motivados que hagan efectivo el cumplimiento de sus labores. Esta tendencia está demostrando que un colaborador motivado y enfocado en su trabajo es más productivo y le ofrece un mayor valor y rendimiento a la compañía en comparación con uno que está desmotivado.

 

Más allá de contar con buenas oportunidades de desarrollo dentro de la compañía, las empresas deben brindar estímulos o condiciones que fomenten la motivación en sus colaboradores logrando así personas más comprometidas y productivas. 

 

Algunos consejos:

 

  • 1.- Revisar si los perfiles de los colaboradores son acordes con los cargos en los que están ubicados, esto evitará que la desmotivación llegue a las personas que no se sienten valoradas o que, por el contrario, están sobrevaloradas. Una correcta asignación dará paso a una mayor productividad en las diferentes áreas.

 

  • 2.- Conservar al capital humano es brindar capacitación y crecimiento dentro de la organización. Una empresa que gestiona adecuadamente los recursos humanos logra llevar un control sobre las necesidades que tienen sus colaboradores y sobre las nuevas oportunidades que les puede brindar a nivel profesional. La tecnología puede ser una aliada para llevar este control, obtener una visión integral sobre todos los profesionales que trabajan en la organización, entender y potencializar los talentos de las personas que trabajan en la misma. En la actualidad existen varias plataformas que pueden ayudar en este proceso.

 

  • 3.- Tener a colaboradores en cuenta para las decisiones que deben tomarse, dar reconocimientos respectivos cuando consigan el éxito de sus objetivos y trabajar en hacerlos sentir parte de la empresa. 
    Todas estas son acciones que contribuirán a aumentar el grado de motivación y en efecto, se podrá conseguir reducir el nivel de la rotación del personal, problema que afecta a varias empresas hoy en día.

 

Mantener esta motivación en los colaboradores de una empresa, permitirá que la misma continúe creciendo en su mercado, garantizando mayor productividad y cumplimiento de objetivos.

 

 

III. LA FELICIDAD ES OTRA FORMA DE FEEDBACK

 

“La felicidad en el trabajo como atajo hacia la eficiencia laboral”

Los expertos coinciden en que felicidad en el trabajo y productividad están directamente relacionados. Es más, su relación es tan estrecha que casi se puede afirmar que no es posible que una empresa logre unos niveles aceptables de productividad y rentabilidad, si no cuenta con una plantilla de colaboradores contentos y que se sientan a gusto en su puesto de trabajo.

 

05

Un trabajador feliz es sinónimo de empleado satisfecho y motivado, lo cual traerá una nueva perspectiva para recibir un feedback. Y la motivación es una de las principales causas de productividad. Además, un colaborador feliz con su puesto de trabajo y función dentro de la empresa transmite optimismo al resto de compañeros, proveedores y clientes, actitud indispensable para hacer frente con éxito a los problemas y dificultades inherentes a todos los proyectos.

 

La felicidad ayuda a que el talento de las personas fluya de manera continua en todo su potencial. Y ese talento deriva en una serie de atributos fundamentales para que la empresa pueda situarse en ventaja frente a sus competidores: eficiencia e innovación.

 

Así mismo, la explosión del talento está relacionada con otra cuestión imprescindible en el competitivo entorno en el que todos, queramos o no, nos encontramos inmersos. Esa cuestión a la que nos referimos es la creatividad. Esto ocurre porque el buen humor ayuda a abrir la mente, facilitando que surjan buenas y brillantes ideas...

 

En cuanto a los errores, el colaborador feliz no suele pensar en ellos, o al menos no de una forma obsesiva, y esto le ayuda a no cometerlos habitualmente. Y en el caso de que la falla o equivocación se llegue a producir, su actitud positiva le empuja a solucionarlo de manera rápida y eficaz.

 

Por otro lado, los problemas en los entornos laborales negativos tienden a enquistarse, cuando no a magnificarse por lo que es aconsejable que los problemas se solucionen en sus primeras etapas.

 

Las matemáticas nunca fallan. Y la ecuación de la felicidad no deja lugar a dudas. La suma de satisfacción, motivación, bienestar y mentalidad positiva da como resultado el flujo de ideas creativas y la ausencia de errores, lo que deriva en una mayor productividad. Dicho de otro modo, la felicidad en el trabajo es el atajo perfecto para llegar a la ansiada eficiencia y rentabilidad. A partir de ahí la respuesta es… ¿cómo favorecer la felicidad en el ámbito laboral?

 

Orientaciones para promover la felicidad en el trabajo

 

La felicidad es un estado de ánimo, una actitud de carácter personal que sale de dentro de cada individuo y que, por lo tanto, no se puede forzar ni generar de forma artificial. Pero no duda cabe que desde la empresa se puede favorecer y facilitar un buen estado de ánimo entre los empleados. Esta es una selección de 6 tips o consejos para lograrlo:

 

  • 1.- Incentivar a los colaboradores, con recompensas personalizadas y también con el reconocimiento y los refuerzos de tipo anímico y moral.
  • 2.- Preocuparse y promocionar la salud y bienestar.
  • 3.- Disponer de un espacio para relajarse y recuperarse donde poder tomar café, agua y un refresco mientras se conversa con los compañeros.
  • 4.- No sobrecargar de trabajo al equipo.
  • 5.- Definir claramente tareas y objetivos tanto individuales como grupales.
  • 6.- Facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar.

 

 

IV. ¿SABÍAS QUE LA FELICIDAD DE TUS COLABORADORES AUMENTA LOS INGRESOS PARA TU EMPRESA?

 

Lo que debes saber, es que los trabajadores insatisfechos pueden costarle recursos a tu empresa. Incluso podríamos calcular cuál es el costo real de este efecto. Podrías preguntarte: ¿Cuántos colaboradores se han ido este año de tu empresa? ¿Cuánto tiempo (y dinero) te ha costado encontrar otra persona que realice su actividad? ¿Y cuánto tiempo les costará a ellas aprender todo lo necesario para desempeñar su función correctamente? ¿Cuántos colaboradores tienes que están mirando el reloj para salir directo a sus casas?

 

sad-man-int

 

Invertir en la felicidad del colaborador es invertir en relaciones públicas

 

Todas las empresas están preocupadas en aumentar sus redes. Un trabajador feliz y motivado no dudará en recomendar los productos que ofrece su empresa si alguien de su círculo de amigos y familiares tuviese alguna necesidad. El boca a boca y las recomendaciones pueden ser beneficiosas para la reputación de tu empresa. Las oportunidades de venta generadas a través contactos multiplican las posibilidades de compra en un futuro cliente.

 

 

Invertir en la felicidad del colaborador es invertir en nuevos talentos

 

Un trabajador feliz y motivado también atrae más talento de su alrededor. Si el colaborador está contento con las condiciones de trabajo y el clima laboral, contará a sus contactos las ventajas de trabajar para tu compañía.

Con esto conseguimos un doble compromiso de ambos trabajadores: por un lado, el colaborador que referencia a un contacto no recomendará a nadie que pueda dejarlo mal de cara a la empresa y, por otro, del colaborador que llega desea agradar a la empresa y demostrar que vale para el puesto.

 

Invertir en la felicidad del colaborador es invertir en innovación

 

Nos referimos a innovar como “la capacidad de detección de necesidades y oportunidades y la capacidad de responder a éstas de forma rápida.” 

Estar felices nos hace más propensos a enfrentarnos a los retos del día a día con buen humor y creatividad, de lo contrario, si un colaborador tiene una buena idea, pero no está a gusto en el trabajo, no la compartirá con la empresa al sentirse desconfiado. 

Es importante generar ambientes de trabajo que se basen en la confianza, cooperación y trabajo en equipo

 

Invertir en la felicidad del colaborador es invertir en agilidad y productividad

 

Por último, pero no por ello menos importante, la felicidad también tiene un impacto directo con nuestra forma de trabajar. Un trabajador motivado trabaja más a gusto y, por tanto, aprovecha mejor el tiempo que está en el trabajo: se distrae menos, tiende a ausentarse menos de su puesto o a solicitar licencias médicas con menos frecuencia. 

 

V. TIPS PARA DISFRUTAR EL TRABAJO

 

Es una realidad que no todos los colaboradores de una empresa están felices o 100% satisfechos, las extensas jornadas de trabajo, malas relaciones laborales, pocas oportunidades de crecimiento, baja satisfacción con la remuneración, sumado a los problemas personales, son factores que pueden empeorar el ánimo y eficiencia de un colaborador y, por ende, de un equipo completo.

 

disfrutar

 

Sin embargo, la responsabilidad para crear un buen clima laboral y mejorar las relaciones, recae en toda la compañía. Como ya lo hemos mencionado, es importante que todos aporten porque un clima positivo ayudará a tus colaboradores a sentirse mejor y aumentar la productividad.

 

Te dejamos prácticos consejos para que puedas aplicar diariamente en tu lugar de trabajo y que podría beneficiar a tus colaboradores.

 

1. Tiempo para tu equipo: Antes de partir tus deberes, inicia el día y el de tus colaboradores recorriendo sus estaciones de trabajo, dándoles los buenos días, escuchando sus inquietudes. Si no puedes pasar por todas las áreas en el tiempo destinado a ello, distribúyelo en los otros días de la semana.

 

2. Mensajes motivantes: Si potencias el ánimo y las buenas cualidades de tus colaboradores, estarán más felices aumentando la creatividad y el trabajo en equipo.

 

3. Automotivación: Ligado al punto anterior, con reforzamiento positivo potenciarás la motivación de cada uno de ellos, lo que a largo plazo se traduce en una mejor distribución del tiempo de cada uno, y en una mejor distribución de tareas entre todos, mejorando la carga laboral.

 

4. Un momento de relajo: Crea espacios donde tus colaboradores puedan hacer una pausa y tomar energías para continuar sus tareas. Por ejemplo, algún espacio como cocina donde puedan tomar café o agua; o espacios abiertos como terrazas o balcones para tomar aire.

 

5. Olvidarse del trabajo: Has que tus colaboradores disfruten de un "break" o de su tiempo para almorzar. Trabaja en una cultura que respete los turnos y horas de almuerzo.

 

6. Metas: Una buena forma de visualizar las metas, es ir planteando pequeños objetivos que nos vayan acercando a ella. De este modo el colaborador no se asustará a ver un proyecto muy grande o muy largo. Una pizarra por área y post – it, pueden ayudar a que cada área visualice un gran proyecto en pequeñas partes.

 

7. Muévelos: Está comprobado que realizar alguna actividad para revitalizarse antes o después del trabajo puede ser muy positiva ya que tus colaboradores se desconectarán de sus tareas y retomarán funciones al otro día con más ánimo. Para esto puedes establecer convenios con gimnasios y centros deportivos cercanos. También es muy valorada la “pausa activa”, rutina de 10 a 15 minutos en medio de la jornada laboral que con ejercicios y elongación ayudarán a mantener la motivación y alegría de un equipo.

 

8. Música: Escuchar música en el lugar de trabajo genera sentimientos positivos y fomenta la creatividad. Trabaja para que las aplicaciones de música puedan ser reproducibles en los computadores de tus colaboradores y para alguna campaña interna, regala audífonos a modo de incentivar la escucha, pero de modo personal.

 

9. Consiente y premia: Reconoce el esfuerzo y da las gracias; encuentra formas de demostrar a tus colaboradores cuan valiosos son. Acércate a ellos.

 

En lo posible, practica estos consejos de manera paulatina y verás cambios positivos en tu organización y colabores más satisfechos.

 

Conclusión

 

Mantener a tus colaboradores felices y cómodos es uno de los principales caminos para tener una cultura empresarial saludable, tanto en lo interno como en lo que proyectas al exterior.

 

Finalmente, la cultura de tu empresa debe ser algo que se viva a diario dentro del lugar de trabajo porque, además de favorecer el ambiente laborar, ayudará considerablemente al crecimiento de la empresa.